Nostalgia

Cuando uno cumple ciento cuarenta años, inevitablemente echa la vista atrás y se complace con un entusiasmo enfermizo en evocar recuerdos de su vida pasada. No he transgredido la regla… ¡Cómo recuerdo aquella vida de bohème que llevaba entonces! Lo tenía todo arreglado y no necesitaba sino llamar un coche para que me lleve con mi pobre equipaje a la estación. ¡El Cairo, Constantinopla, Túnez, Estambul, Nápoles, Viena, Madrid! ¡Ay, Madrid!… Con el alma melancólica me acuerdo hoy de aquellas ciudades que pisé y de mis deliciosas compañeras de viaje…

Anuncios
Categorías: Uncategorized | Etiquetas: , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: